• Dimos el gran paso, ahora somos una compañía "Remote First"

  • Después de varios meses de conversaciones (y una pandemia) por fin tomamos la decisión de convertirnos en una empresa Remote First.

    ¿Qué nos motiva?

    Personalmente, siempre he tenido una admiración especial por la empresa SoftwareMill de Polonia, al conocer de ella quedé encantado del enfoque 100% remoto, los 40 CEOs y como supieron abrirse paso en la industria, con una cultura de transparencia, buen servicio y diversión.

    Hace unos meses conversaba con mis socios sobre esta opción, convertirnos en una empresa Remote First pero… ¿cuál es la motivación detrás de un deseo como este?, pues en términos simples es, potenciar lo que todas las empresas buscan, la felicidad en el trabajo y la eliminación de jerarquías.

    Hoy en día, las empresas invierten buena parte de su presupuesto en mejorar la experiencia de su equipo y en crear una cultura sin jerarquías lo más plana posible. Muchas empresas otorgan facilidades, entre ellas están el trabajo remoto parcial, café gratis, ambientes de trabajo modernos y creativos, almuerzos subsidiados, entre otros, pero, por más atractivo que todo eso sea, la experiencia nos demuestra que todo eso no puede reemplazar el deseo natural de las personas de estar con los seres queridos, de ver crecer a sus hijos, de apoyar a sus padres, de compartir con sus roommates y de disponer realmente de su tiempo.

    ¿Cómo nos cambia?

    Hace 1 año aproximadamente que alquilamos una oficina nueva y a los pocos meses alquilamos una segunda en el mismo piso. A inicios de este año, al igual que todos, nos vimos forzados a adaptarnos a una situación inesperada que despertó nuevas habilidades, empatía y otras características más que por más contradictorio que suene, aún estando lejos nos acercó, nos hizo más humanos.

    Pasamos de compartir tiempo juntos de forma física:

    A compartir tiempo de forma virtual


    Para nosotros, la cuarentena fue lo que completó el circulo, nos ayudó a consolidar y validar nuestra idea de convertirnos en una empresa Remote First. Como muchas empresas, nos convertimos a la fuerza pero hemos tomado la decisión de mantenernos así.

    Ser una empresa remota nos trajo dos puntos importantes que debimos reforzar:

    1. La coordinación: En la oficina, todos estábamos acostumbrados a interactuar, teníamos acceso el uno al otro con solo caminar un poco. Ahora, luego de algunos meses, nos hemos sabido adaptar, tenemos reuniones virtuales constantemente y hemos mejorado nuestra forma de interactuar, nos hemos vuelto más productivos y mucho más conscientes de la importancia de que todo el equipo tenga el seniority necesario para avanzar con la transparencia que nos caracteriza. Ahora usamos más herramientas en línea (como todos) y estamos más conectados que antes.
    2. El horario: En la oficina, nuestra disposición de tiempo era completa, podíamos fijar una hora para una reunión y como todos estábamos físicamente ahí, era mucho más “fácil” tener esas reuniones, aunque a veces, como les ha pasado a muchos, o demoraban mucho o empezaban tarde. Hoy, que sabemos que el tiempo es nuestro mejor aliado, coordinamos mucho mejor y planeamos reuniones durante el día considerando la disponibilidad de todos, tomando en cuenta que para muchos hay otras tareas involucradas en el día (varias de ellas relacionadas a la casa), y esta nueva forma de coordinar ha incrementado la empatía y nos ha fortalecido como equipo.
      Hemos sabido superar los retos que se han presentado como equipo y hemos aprendido en el camino.

    ¿Qué es lo que viene?

    Si bien ya nos hemos ido adaptando a este nuevo formato, sabemos que aún hay muchos más retos que superar y los esperamos con ansias porque cada reto que se ha presentado nos ha ayudado a fortalecernos, como dice la frase, lo que no te mata, te hace más fuerte, y hoy estamos más fuertes con una idea clara de a donde vamos y con el compromiso de todos para construirlo.

    Pronto compartiremos más sobre nuestra nueva etapa 💪🏻