Written by 3:52 am Home Office

El trabajo remoto en el desarrollo de software: Pros & Cons

Han pasado casi 2 años desde que conocimos el COVID19 y nos llevó a una sufrible y casi interminable cuarentena, así como a tomar medidas sanitarias drásticas y a replantear aspectos fundamentales en lo personal, como sociedad y por supuesto, en el ámbito laboral, reinventando abruptamente la forma como trabajamos.

Actualmente, muchos aún despachan desde casa hasta que la normalidad prepandemia regrese, pero ¿es el trabajo remoto ideal para todos los rubros? Claramente no, para un botón el sector inmobiliario no puede permitirse esta posibilidad, y por lo mismo fue uno de los más afectados.

Ahora bien, en una empresa que desarrolla software, ¿cómo es el trabajo remoto? Hay varios estudios que lo identifican como un aliado para el sector tecnología, como el estudio realizado por el Foro Económico Mundial que arroja el aumento en la demanda de nuevos empleos tecnológicos en los próximos cinco años lo cual obviamente significará el incremento de profesionales en ese sector.

Fuente: Foro Económico Mundial

Por su parte, Linkedin también publicó un estudio realizado a 15 países donde resalta en todos ellos el rápido crecimiento de diferentes trabajos y el sector tecnológico es de los más demandados, algo que podría hacer que el trabajo remoto se afiance sin que esto conlleve a una reducción de la productividad, como lo indica el portal Great Place To Work en el siguiente cuadro donde se muestra un aumento con esta modalidad:

Fuente: Great Place To Work

No obstante, desde la perspectiva de Evolbit, el aprendizaje constante ha resultado fascinante y ha permitido fortalecer gratamente el ambiente laboral dando razón al estudio de productividad, pero sobre todo, el gran valor obtenido se basa en la gestión de equipo y la construcción de una dinámica laboral donde impera la confianza, responsabilidad y organización como grandes pilares de nuestro home office.

En ese sentido, queremos compartir algunos pros y contras del trabajo remoto para una empresa que desarrolla software que bien se podrían compartir con otros rubros:

Pros:

  • Horarios flexibles: No hay nada mejor que contar con tu propio flujo de trabajo, por lo mismo, saber planificar tu horario es fundamental, más si debes compartir espacio con tus familiares.
  • No trabajar desde un lugar fijo: La herramienta de un programador es su computadora y actualmente no hay quien no tenga una portátil, además de buen internet claro está. En tal contexto, cualquier lugar es apropiado, siempre que se sienta cómodo y concilie las reuniones, avances o entregas.
  • Mínimo desplazamiento: La movilidad para ir a trabajo es un tema mayúsculo, sobre todo para personas que pasaban horas en el trayecto, algo que ahora no es necesario hacer.
  • Más tiempo en familia: Quizás esta sea la mejor ventaja y sobre todo, para personas que tienen hijos pequeños, poder disfrutar y ver cómo tus hijos van creciendo no tiene precio.
  • Mayor productividad: Como el estudio indica, se incrementa la productividad con el trabajo remoto, claro está que hay un proceso de planificación para llegar a resultados óptimos.
  • Sincronía: Una de las capacidades del programador es la búsqueda incansable para resolver cualquier inconveniente que se presente durante el desarrollo, ante ello, buscar la sincronía durante los desarrollos es fundamental para el correcto avance del proyecto.

Contras:

  • Desconcentración: La falta de disciplina y enfoque conlleva a la desconcentración laboral, pero si a esto le sumamos que trabajamos remotamente en un ambiente bullicioso, por ejemplo, podría incrementarse.
  • Mezclar vida familiar y laboral: Resulta inevitable no recordar al profesor Robert Kelly y a su pequeña hija abriendo la puerta de la oficina para acercarse a abrazarlo durante una entrevista con la BBC, luego ingresó su hijo menor en la andadera e inmediatamente su esposa procurando que salgan de la habitación…  Si bien pasar más tiempo en familia es de lo mejor que trae el trabajo remoto, tiene sus implicancias.
  • Menor control o supervisión: Si bien sabemos que hay diferentes herramientas de trabajo colaborativo, también las hay para hacer seguimiento de las labores diarias; sin embargo, la idea es contar con ese grupo humano capaz de desarrollarse responsablemente durante las horas de trabajo.
  • Socializar entre compañeros: Claramente no es lo mismo conversar en reuniones virtuales como interactuar directamente en una oficina, la construcción de las relaciones laborales pueden llevar a una amistad imperecedera.
  • Aislamiento y desmotivación laboral: No todos compartimos los mismos contextos, y al disminuirse la interacción con los compañeros de trabajo, el aislamiento se presenta sigilosamente para envolver al colaborar hasta llevarlo, en algunos casos, a desmotivarse o sufrir depresión, que lo llevará a una desconexión progresiva con sus labores, pero sobre todo y, lo más preocupante, al deterioro de su salud por eso es importante tener mapeado estos aspectos y mantener un equipo cohesionado.

Ya sea en oficina o trabajando remotamente, un programador tiene las cualidades y las herramientas necesarias para adaptarse a cualquier escenario, pero sobre todo, sentirse parte de un gran equipo que diluya los Contras y potencie los Pros le permitirá dar lo mejor de sí, involucrarse y no escatimar esfuerzos para lograr su objetivo.

(Visited 205 times, 1 visits today)

Suscríbete a nuestro boletín:

Last modified: Febrero 9, 2022

Close