Written by 6:08 am Blockchain

Plataformas Blockchain

Sabemos que hablar de Blockchain es aventurarse en un mundo poco explorado pero fascinante que te permitirá entender cómo está evolucionando la tecnología que hemos conocido en los últimos 20 años.

Poco a poco estamos pasando de los contratos tradicionales a los Smart Contracts, de la Web 2.0 a la Web 3.0, o como los NFT están generado un movimiento social deslumbrante con el arte digital mientras que el Metaverso nos conduce a una realidad virtual fascinante donde no hay límites siempre que tengas criptomonedas para comprar un terreno o para pagar la entrada a un concierto, por ejemplo, y todo esto gracias a la Blockchain.

Para empezar, los tipos de Blockchain más conocidos son la Pública y la Privada, siendo la principal diferencia de la primera, la independencia de las organizaciones y la transparencia en la red, además no se necesitan permisos para poder acceder a la misma y se suelen usar mucho para minería o intercambio de criptomonedas.

Fuente: Bit2Me Academy

Por su parte la Privada, al contar con una organización, tiene mayor control, seguridad, estabilidad y escalabilidad, lo cual ayuda al momento de procesar transacciones más rápido y se suele usar para gestión interna, logística, auditorías o manejo de base de datos.

Ahora bien, ya hemos hablado de la Blockchain anteriormente, pero, ¿cuáles son las principales?

Se habla mucho de Bitcoin como criptomoneda pero no de la blockchain que la alberga, que si bien es la más famosa, ha sido relegada en capacidades por Ethereum y Solana.

La blockchain de Bitocoin se creó básicamente para poder descentralizar la información, así como para realizar operaciones financieras de manera no tradicional, guardando las transacciones en la cadenas de bloques (con ciertos protocolos) y haciendo de su moneda virtual el Bitcoin. El gran valor de esta tecnología, es que la información ya no está almacenada en un servidor, sino que está distribuida en muchos ordenadores de la red volviéndola más segura.

Ethereum es la segunda plataforma más conocida y cuenta con su propia moneda virtual: Eth, pero, a diferencia de la blockchain de Bitcoin, permite albergar a múltiples monedas como también toda la plataforma para comercializar NFTs. Al igual que el ecosistema Bitcoin, Ethereum solo puede operar dentro de su propia red y el sistema de minado es

Solana por su parte, también cuenta con su moneda Sol y su plataforma sobresale por su mayor rapidez para realizar transacciones y por el costo por transacción que es mucho menor a cualquier otra blockchain. También tiene su propia plataforma para comercializar NFTs, pero es menos conocida que la de Ethereum, sin embargo, a diferencia de esta, sí permite realizar integraciones con otras redes.

En conclusión, la cadena de bloques está revolucionando la tecnología y plasmando un panorama con muchas posibilidades, para diferentes sectores, pero con una misma finalidad: Llevarnos a una nueva etapa del conocimiento, haciéndonos partícipes con las diferentes variantes (Criptos, NFT, Metavers, VR/AR…) que definitivamente no son esquivas y tiene un denominador común: La Blockchain.

(Visited 25 times, 1 visits today)

Suscríbete a nuestro boletín:

Last modified: Septiembre 14, 2022

Close